BORRACHOS NO VALE

miércoles, 15 de octubre de 2014

EL IDIOMA COSTEÑOL

 . . ."No Hablo CosteñoL" 

Una alemana casada con un costeño 
vivía muy feliz con el en una finca.
La alemana no hablaba costeñol y eso era un problema  cada vez que tenía que ir de compras. 


Un día la alemana fue a la carnicería buscando muslos de pollo. Como no sabía la palabra en costeñol, la alemana le explica al carnicero lo que quería con señas, se pone a aletear como una gallina y se sube la pollera para mostrarle las piernas al carnicero, quien entendió el mensaje y le dio a la alemana un kilo de muslos de pollo.


Al día siguiente la alemana vuelve a la carnicería para comprar pechugas de pollo. Como tampoco sabía el nombre en costeñol, la alemana comienza a aletear como un pollo y se desabrocha la blusa para mostrarle sus pechos al carnicero. El carnicero entiende sus señas y le vende las pechugas de pollo a la alemana.


Al otro día, la alemana necesitaba salchichones. Como no conocía el nombre en costeñol y tampoco tenía forma de describir un salchichón, la alemana se presenta en la carnicería con el marido. . .  

(Fin del chiste un poco mas abajo)
 

V


V

V

V


Y. . . Qué tenían en mente,
M A L P E N S A D O S?

El marido de la alemana  habla costeñoL!

JA JA JA JA JA JA JA JA