BORRACHOS NO VALE

viernes, 4 de noviembre de 2011

DIEZ CHISTES DE BORRACHOS





HORAS DE LLEGAR
Un borracho llega a su casa a altas horas de la noche y despierta a la mujer que furiosa le pregunta:
-¿Oiga, don fulano, usted cree que estas son horas de llegar?
-Mi amor, no había nada más abierto.
 
BORRACHITOS
Un borrachito llega de madrugada a su casa y la mujer furiosa lo increpa
a gritos:
-¿De donde viene a esta hora, desgraciado?-
- No me acuerde porque me devuelvo.

HORAS DE DORMIR
Otro día llegó en las mismas condiciones y más o menos a las mismas horas. Como por no desentonar, la mujer le hizo la misma pregunta:
-¿Estas son horas de llegar a dormir?
-Yo no vengo a dormir, vengo es por la guitarra

LE COGÍ UN SENO
Un tipo se encontró con un amigo que traía la cabeza vendada y un brazo enyesado, mejor dicho con una pinta de accidentado la tremenda. Al verlo le preguntó:
-¡huy hermano! ¿Tuvo un accidente de carretera?
- ¡Qué va, fue mi mujer la que me dejó así!
-¿Y, eso por qué?
-Porque le cogí un seno.
-Pero si eso es normal entre esposos.
-Si, pero se lo cogí con la puerta del carro.


TOMO LA MITAD
Llegó el hombre sumamente borracho a la casa y la mujer llorando le hizo el reclamo:
-Nepomuceno, usted me prometió que iba a cambiar, que ahora sólo iba a tomar la mitad.
-Y lo estoy cumpliendo, mi amor, lo estoy cumpliendo...con esta tembladera se me riega casi todo por el camino.

NO COMÍ PERRO
Estaba el hombre completamente borracho y se detuvo en una esquina a vomitar,  arrojando todo lo que tenía entre el cuerpo.  Mientras se limpiaba la cara y las lágrimas con el dorso de la mano, se acercó un perrito callejero a comerse la porquería, cuando el sujeto abrió bien los ojos comenzó a hacer un inventario del vómito:
-Arroz... carne... papas... si señor, yo me acuerdo pero este perro del demonio no  recuerdo habérmelo comido.



BAJO DE PESO
Iba el borracho para la casa y pasó por el frente de una iglesia. Viendo la alcancía incrustada en la pared echó una moneda y en ese momento sonaron las campanadas del reloj, miró hacia arriba, se quedó mirando la hora y reflexionó:
-Dios mío, como estoy de flaco... sólo estoy pesando doce kilos.


MUY BONITO
Estaba un borracho orinando contra el carro de la policía cuando lo vio un agente que se le acerca, se queda mirándolo y, mientras se golpea la palma de una mano con el bolillo le dice:
-¡Muy bonito... Muy bonito¡
-¡Y bueno que me ha salido, responde el borracho.


VIEJA FEA
Pasaba una mujer muy fea por el frente de un borracho, este se queda mirándola y le dice:
-Vieja horrible.
-Borracho asqueroso.
-Si, pero a mi mañana se me pasa.

DEJE QUIETO EL CUADRO
Entra a la alcoba un hombre completamente borracho y en la penumbra se acerca a la pared, se queda mirando y dice:
--Espejito que no mientes, mírame vuelto nada, todo despeinado, con la barba crecida, lleno de sangre y con el corazón por fuera...
La esposa, que lo está oyendo le grita:
-¡Acuéstese ya y deje de estar molestando con el cuadro del Sagrado Corazón.